Imaginaos que vais a un concurso de televisión, Atrapa un Millón por ejemplo, y llegáis a la final con 5.000 euros. Seguid imaginando que os hacen la pregunta definitiva, decidís apostarlo todo a la respuesta que a posteriori será la correcta, …, pasan los segundos y cuando quedan 3 de reloj, vuestra compañera sale disparada y cambia el dinero a la otra opción en el último suspiro… ahora dejad de imaginar, cambiar «compañera» por «famosa que no conoces» y verlo con vuestros propios ojos. La cara del chaval: un poema.

Publicado por De Cabo

Amante de la tecnología, la innovación y la inversión, director del que llamo "vuestro blog" y fan de la gente que sabe de lo que habla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.