El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor. Lo que está claro es que las buenas acciones sólo atraen más buenas acciones, ya sea a corto o largo plazo. A ver si os toco la fibra sensible con este comercial Tailandés que lleva ya un tiempo dando vueltas por la red y saltando las lágrimas de unos y otros:

Publicado por De Cabo

Amante de la tecnología, la innovación y la inversión, director del que llamo "vuestro blog" y fan de la gente que sabe de lo que habla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.