Peripecias de un papá – Historia de un parto normal.

Hoy me apetece viajar al pasado, un pasado que parece ya tan lejano que se hace imposible negar la existencia del acelerador temporal que viene de regalo con la paternidad. En esta aventura compartida con vosotros me dejé el día más importante en el camino, o cuando menos pasé de puntillas sobre él. Seguramente porque […]

Peripecias de un papá – Miserias

La vida está llena de patrones preconcebidos no se sabe cuando por no se sabe quién. Yo no formé parte de su elaboración y probablemente tú tampoco. Y sin embargo parece que nuestra felicidad o, cuando menos, nuestra virtud depende de ellos. En el mundo de la paternidad existen escuelas a las que hay que […]

Peripecias de un papá: El graduado

Aunque ha pasado más de un mes, esta sección no podía dejar pasar por alto este momento tan importante en la vida de todos los que rodeamos a mi hijo. Por si no ha quedado bien claro el matiz, recalco, importante para todos, no para él. Dudo mucho que Miguel guarde un sitio en la […]

Peripecias de un papá: Click & Boo

Hay varias cosas que tienen en común los niños pequeños, las mascotas y los coches nuevos: no tienen la capacidad para desetiquetarse en Facebook, nunca protestan cuando se publican sus fotos y sus progenitores los utilizan para abrasar al extramundo. Y no lo hacen por sadismo, ni por afán de protagonismo, simplemente lo hacen porque […]

Peripecias de un papá – El momento del “sinpa”

Mi pérdida de regularidad en la escritura de esta sección me había impedido compartir con vosotros, hasta hoy, uno de los momentos más temidos y que, como en tantos otros casos que hemos vivido, a la hora de la verdad no ha sido para tanto: la retirada del pañal. Yo que estaba listo para hacer […]

Quiero que pierda el Barça

Creo que desde mis primeras vacaciones en Gandía tengo claro que me caen mejor los catalanes que los italianos. Hay incluso algunos jugadores del Barcelona que despiertan mi simpatía: ¿Quién se negaría a adoptar a “Iniesta de mi vida” cuando deje el fútbol? No sé puede aspirar a tener un hijo mejor ni más pálido. […]